lunes, 26 de noviembre de 2007

La exposición fetal al arsénico afecta los genes

VIERNES 23 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los hijos de mujeres expuestas al agua contaminada con arsénico durante el embarazo tienen cambios en las expresiones genéticas que podrían causar cáncer y otras enfermedades posteriormente en la vida, según sugiere un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Los investigadores, que aseguraron que su trabajo es el primero en documentar los cambios genéticos extensos causados por la exposición prenatal a un contaminante ambiental, analizaron la sangre del cordón de los hijos de 32 mujeres en una región de Tailandia que tiene una alta contaminación con arsénico por la minería. Hay varios lugares del mundo, como el sudoeste de los EE.UU., en donde se encuentran niveles similares de arsénico.

Los niños que resultaron expuestos en el vientre materno tenían unos 450 genes que eran significativamente más activos (en la mayoría de los casos) o menos activos que los mismos genes en los niños no expuestos.

La mayoría de los cambios detectados en la expresión genética de los niños expuestos se relacionan con la inflamación, lo que puede conducir a un mayor riesgo de cáncer. No está claro cuánto pueden durar estos cambios de expresión genética y los investigadores planean continuar haciendo pruebas a los niños.

Los investigadores también hallaron que un subconjunto de once de estos genes podría ser usado como una prueba altamente confiable para determinar si un niño ha estado expuesto al arsénico en el vientre materno.

El estudio apareció en la edición del 23 de noviembre de la revista PLoS Genetics.
Publicar un comentario

Entradas populares