martes, 1 de mayo de 2012

puedo retomar la lactancia materna ? Como?

mi bebe tiene cinco meses y medio y hace dos que deje de darle pecho por que se desesperaba cuando trataba de que se prendiera quisiera saber si se puede retomar la lactancia ... tambien le estoy dando la leche nan 1 y quisiera saber en que momento se cambia a nan 2 ... Gracias Hola, buen día: La relactancia es el restablecimiento de la lactancia cuando la producción de la leche ha disminuido, la lactancia ha sido suspendida, o no ha podido iniciarse en una mujer que ha estado preñada previamente. Relactar es casi siempre innecesario cuándo las mamás reciben un buen apoyo de los hospitales, de los/as profesionales de la salud y la comunidad, que le permite amamantar óptimamente desde el momento del parto. En nuestro ambiente a menudo es necesaria la relactancia ya que muchas mamás y sus bebés no reciben apoyo rutinario para iniciar la lactancia debido a que los hospitales y los/as profesionales de la salud fracasan en proteger y promover la lactancia adecuadamente . Existen una razones clínicas para hacer una relactancia; entre ellas se encuentran las siguientes: la mamá desea reiniciar la lactancia luego de haber destetado al bebé, el bebé reinicia el amamantamiento luego de destetado, la/ el infante se enferma cuando se desteta y la madre desea reiniciar el amamantamiento, la inhabilidad de iniciar el amamantamiento al momento del nacimiento debido a enfermedad de la/ del bebé/ mamá o separación (prematuro, anomalías orofaciales, hospitalización, etc.), la inhabilidad de amamantar debido a una anomalía física de la madre (Ej. pezones invertidos), una/un bebé con intolerancia o alergia a la fórmula, en cualquier momento que la producción de leche disminuye drásticamente, en situaciones de desastre o emergencia en donde no hay sucedáneos de leche materna disponibles y una madre que adopta a una/un bebé y desea amamantarlo. Para comenzar el proceso son necesarios unos requisitos básicos: 1. un deseo muy grande de parte de la madre de amamantar a su bebé; 2. estimulación de los pechos; 3. un(a) bebé que se pegue al pecho; 4. una red de apoyo que ayude y dé confianza a la mamá durante el proceso. Existe otros factores en la mamá y en la/el bebé que pueden afectar el proceso de relactancia. Veamos algunos de ellos. La disposición de la (del) bebé a pegarse al pecho – la relactancia tiene más éxito si la/el bebé comienza a mamar inmediatamente que se pone al pecho. La edad de la(del) bebé – en general mientras más pequeño es el/la bebé más interés demuestra en coger el pecho. frecuentemente frustración y puede interferir con la relación entre la mamá y el/la bebé. El tiempo transcurrido desde la última vez en el pecho – En general mientras menos es el tiempo transcurrido desde la última vez que el/la bebé cogió el pecho mayor es la probabilidad de éxito. La experiencia de alimentación desde que se suspendió el amamantamiento – Los/as infantes que se alimentan con botella pueden desarrollar preferencia por ésta. Las razones relacionadas a la/al infante para interrumpir el amamantamiento – Algunas veces la razón por la cual se interrumpió el amamantamiento fue una relacionada al/a la bebé. Los/as infantes con frenillo, paladar hendido, problemas para pegarse al pecho, y llanto excesivo, necesitan que se identifique su problema y se maneje éste de acuerdo a su necesidad. La motivación materna – Es imposible relactar o inducir la lactancia si la madre no está motivada. . El tiempo desde que ella dejó de amamantar – mientras menor es el intervalo de tiempo desde que la madre lactó por última vez mayor es la probabilidad de relactar. La condición de los pechos – las madres con pezones invertidos o cirugía previa de los pechos tienen más dificultad para relactar, pero con apoyo y ayuda adecuada pueden lograrlo. Su habilidad para interactuar y responder a las necesidades de la /del niño(a) – Para relactar las madres necesitan sentirse libres de dar el pecho en cualquier situación o lugar donde la/el bebé demuestre interés. Requiere una cantidad enorme de contacto piel a piel. Necesita por un tiempo (varias semanas), no tener otras responsabilidades, ya que el proceso le consumirá todo el tiempo. Si está trabajando debe tomar unas vacaciones, de lo contrario es poco probable que pueda relactar mientras está trabajando fuera o realizando otras tareas que le eviten un contacto directo con su bebé las 24 horas del día. Es primordial establecer claramente que lo importante es enfocarse en el amamantamiento, o sea en dar el pecho, no importa que no sea leche materna exclusivamente. Hay que enfatizar en el hecho del papel crucial de la relación durante el amamantamiento entre mamá-bebé. Es posible que nunca se pueda establecer una lactación completa y hay que ser realista sobre lo que es posible alcanzar. El esfuerzo se debe centrar en lograr que la/el bebé esté contenta/o mamando en el pecho. Debemos recordar que el éxito depende del historial de alimentación de la/del bebé y su habilidad para aprender o recordar como mamar del pecho. Si la/el bebé puede mamar bien del pecho se podría observar leche o un aumento en la producción tan temprano como en dos semanas. Es muy necesario el apoyo de los familiares y amigos, y de la persona que cuida a la /al bebé si la madre no lo hace todo el tiempo.
Publicar un comentario

Entradas populares