lunes, 25 de mayo de 2009

El cáncer de próstata avanzado es más mortífero en los hombres más jóvenes

VIERNES, 22 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los hombres más jóvenes diagnosticados con cáncer de próstata avanzado no viven tanto como los hombres mayores que tienen el mismo diagnóstico, según halla un estudio reciente.

"En general, los hombres jóvenes que tienen cáncer de próstata obtienen buenos resultados, aunque los hombres jóvenes que desarrollan los cánceres de próstata más avanzados tienen peores resultados que los hombres mayores con formas similares de la enfermedad", dijo el Dr. Daniel W. Lin, autor principal de un informe que aparece en la edición del 1 de julio de Cancer. "Entre los hombres que tienen cánceres de grado alto y de etapa avanzada, los más jóvenes son tres veces más propensos a morir por cáncer de próstata que todos los demás grupos de edad".

El hallazgo procede de un análisis de resultados de 318,774 hombres de una base de datos de cáncer de próstata, cuyo diagnóstico se realizó entre 1988 y 2003. Ese análisis también demostró que a lo largo del tiempo, un número mayor de hombres estadounidenses son diagnosticados con cáncer de próstata a una edad más temprana, probablemente debido a programas de exploración más intensivos.

Los resultados del estudio añaden más dudas sobre el valor de tales programas de exploración, dijo el Dr. Otis W. Brawley, director médico de la American Cancer Society. "Los hombres que tienen tumores de grado alto son menos propensos a beneficiarse de la exploración", dijo Brawley.

Sin embargo, los resultados provocaron precisamente una reacción opuesta en el Dr. Stephen Freedland, profesor asociado de urología y patología de la Universidad de Duke. "Los hombres realmente jóvenes, los que tienen entre 35 y 44 años, tienen peores cánceres", dijo Freedland. "Éste no es un grupo de hombres al que solemos evaluar para el cáncer de próstata. El porcentaje de cáncer de próstata con metástasis es más alto en este grupo que en cualquier otro. Es un fallo del diagnóstico temprano".

El hallazgo sí respalda la recomendación reciente de la American Urological Association de que los hombres se deben hacer la primera prueba del antígeno prostático específico (APE) a los 40 años, dijo Freedland.

Las lecciones que Lin, que es jefe de oncología urológica de la Universidad de Washington, saca del estudio no tienen que ver principalmente con la prueba. "Esto quizá aporte algunos conocimientos importantes sobre el cáncer de próstata en hombres jóvenes", dijo Lin. "Podríamos identificar casos de alto riesgo mucho antes e inscribir a esos hombres en ensayos clínicos. Debido a que las opciones actuales de tratamiento son limitadas, también fomenta en parte el desarrollo de ensayos clínicos y de estudios continuos sobre nuevos tratamientos".

Por tanto, para los médicos que tratan el cáncer de próstata, "nuestro mensaje es que los hombres más jóvenes con cánceres de grado alto obtienen resultados muy malos, y cuando se detecta uno, hay que saber de que se debe tratar de manera agresiva y con métodos experimentales si es necesario", enfatizó Lin.

La prueba de APE es ahora un asunto importante, con la controversia generada por dos informes recientes que señalan que esta prueba de rutina es relativamente ineficaz para reducir las muertes por cáncer de próstata.

Las recomendaciones que hacen las principales organizaciones en torno a la prueba varían ampliamente, apuntó Brawley, y algunos grupos, incluida la American Association of Family Physicians, están rotundamente en contra de tales programas. Las directrices de la American Cancer Society, que ahora están bajo revisión, abogan porque un médico discuta, aunque no necesariamente ofrezca, la prueba de APE a los hombres que tienen un riesgo normal a los 50 años, y a los de alto riesgo a los 45.

Los hombres de mayor riesgo son aquellos cuyo padre o un hermano han tenido la enfermedad, y los hombres negros, que son más propensos a desarrollar cáncer de próstata por razones desconocidas, dijo Brawley.

El nuevo estudio respalda la recomendación de la exploración temprana, aseguró Freedland. "Estos son hombres que tienen entre 30 y 40 años más de vida, y son los que más se beneficiarán de la prueba", dijo.
Publicar un comentario

Entradas populares