lunes, 25 de mayo de 2009

El control estricto del azúcar disminuye el riesgo cardiaco de los diabéticos

JUEVES, 21 de mayo (HealthDay News/Dr, Tango) -- Investigadores británicos informan que los diabéticos que controlan de manera estricta la glucemia también reducen su riesgo de ataque cardiaco y enfermedad cardiovascular.

Hay varios informes contradictorios sobre el valor de reducir de forma drástica los niveles de glucemia de los pacientes diabéticos para evitar los ataques cardiacos y la enfermedad cardiaca. De hecho, algunos han sugerido que niveles significativamente menores de glucemia podrían ser perjudiciales.

"Demostramos que si se reduce la glucemia según lo indican los niveles de HbA1c en 0.9 por ciento en el transcurso de cinco años, se reducen los ataques cardiacos fatales en 17 por ciento y los no fatales en 15 por ciento", señaló el Dr. Kausik Ray, investigador líder y asociado principal de investigación clínica de la Universidad de Cambridge. "No hay más riesgo de muerte en comparación con las afirmaciones anteriores".

Las implicaciones son enormes, anotó Ray. "Recientemente, algunos médicos han asegurado que reducir los niveles de glucosa a menos de siete por ciento podría ser perjudicial. Desmentimos eso en el estudio más grande que se ha hecho hasta ahora", apuntó.

En promedio, los diabéticos mueren siete años antes y necesitan varias intervenciones, como reducir la presión arterial y el colesterol para disminuir el riesgo de muerte. "A pesar de esto, el riesgo sigue siendo alto, así que un mejor control de la glucemia reduce aún más el riesgo residual", aseguró Ray.

Su informe aparece en la edición del 23 de mayo de The Lancet.

Para el estudio, el equipo de Ray analizó datos de cinco estudios en los que participaron 33,040 pacientes. Entre esos pacientes, hubo 1,497 ataques cardiacos, 2,318 casos de enfermedad cardiaca coronaria, 1,127 accidentes cerebrovasculares y 2,892 muertes.

Los investigadores anotaron las concentraciones de hemoglobina A1c (HbA1c) en los pacientes. Se logró un control más intenso de la glucemia cuando los pacientes usaron medicamentos adicionales o dosis mayores para reducir los niveles de HbA1c.

La HbA1c indica las concentraciones promedio de glucemia para los dos o tres meses anteriores. Los investigadores anotaron que, en general, las personas saludables que no tienen diabetes tienen niveles de HbA1c que van de 4 a 5.9 por ciento, mientras que los pacientes de diabetes generalmente los tienen por encima de 6.5 por ciento.

Entre la gente que recibió tratamiento intensivo para controlar la glucemia, su HbA1c era 0.9 por ciento más baja que la de los pacientes que recibieron tratamiento estándar (6.6 en comparación con 7.5 por ciento).

Los investigadores hallaron que aquellos que controlaron estrictamente la glucemia vieron una reducción de 17 por ciento en los ataques cardiacos que no fueron mortales y una reducción de 15 por ciento en los eventos relacionados con la enfermedad cardiaca.

"Un mejor control de la glucemia reduce el riesgo de ataque cardiaco y enfermedad cardiaca", aseguró Ray. "Aún así, el tratamiento debe ser personalizado para cada paciente".

El Dr. Theodore Mazzone, jefe de la sección de endocrinología, diabetes y metabolismo de la Universidad de Illinois en Chicago y autor de un comentario acompañante en la revista, anotó que algunos ensayos no han mostrado que controlar la glucemia reduzca los ataques cardiacos.

"Los pacientes de diabetes tipo 2 están en mucho mayor riesgo de ataque cardiaco", aseguró Mazzone. "Sí sabemos que tratarlos con estatinas y controlar la presión arterial puede tener un efecto beneficioso para reducir este riesgo, pero incluso después de eso, aún queda un riesgo incremental residual comparado con los pacientes que no son diabéticos", dijo.

En conjunto, los ensayos analizados en este estudio sí muestran beneficios para prevenir los ataques cardiacos con el control de la glucemia, aseguró Mazzone. "Sería prematuro que los médicos o los pacientes descarten por completo el control de la glucosa como estrategia para controlar el riesgo de ataque cardiaco en los pacientes de diabetes", dijo.

El control de la glucosa no es tan importante como la reducción del colesterol y la presión arterial para prevenir los ataques cardiacos entre los diabetes, señaló Mazzone. "El efecto de la glucosa será menor", destacó.

Agregar aún ese beneficio mínimo para el ataque cardiaco vale la pena porque contribuye al beneficio general del control de la glucosa en estos pacientes, aseguró Mazzone. Ya está bien establecido y bien aceptado que el control de la glucosa puede minimizar el riesgo de ceguera, enfermedad cardiaca y neuropatía.

En otro informe de la misma edición de la revista, el Dr. David Williams, del Instituto para la salud de la Mujer del Colegio universitario de Londres y sus colegas examinaron veinte estudios y hallaron que las mujeres embarazadas que desarrollan diabetes gestacional tienen un riesgo siete y media veces mayor de desarrollar diabetes tipo 2 después del parto.

"Este aumento en el riesgo relativo de diabetes tipo 2 sobre el que se informa en este metaanálisis podría ayudar a motivar a las madres a asistir a programas de evaluación y a los profesionales de la atención de la salud a incrementar el uso de estos programas o quizá a sugerir el mejor momento para la reevaluación. Debido a que el riesgo de diabetes tipo 2 parece mantenerse durante varios años, es importante considerar si cualquier forma de evaluación continua conduciría a mejoras en la salud", anotaron los autores.
Publicar un comentario

Entradas populares