miércoles, 17 de octubre de 2007

Esteroides anabolizantes

Hormonas masculinas que se utilizan para aumentar la fuerza y el rendimiento corporal, están prohibidas en las competencias deportivas

Son hormonas masculinas cuyos efectos fueron identificados y utilizados durante la Segunda Guerra Mundial para la recuperación del agotamiento físico, las quemaduras, las heridas y en intervenciones quirúrgicas. También fueron usados para restablecer el peso de los supervivientes de los campos de concentración alemanes.
Sin embargo su uso no terapéutico empezó en los años 50, cuando los fisicoculturistas o levantadores de pesas los empezaron a utilizar para fortalecer sus músculos. Fue entonces que esta droga se difundió entre deportistas de otras especialidades, hasta que en la actualidad fue prohibido su uso y se castiga a los competidores que lo utilizan.

Posteriormente fueron utilizados para mejorar la apariencia física, lo que ha incrementado su uso sobre todo en jovencitos de escuelas secundarias.

Los esteroides anabolizantes son drogas que tienen la capacidad de mimetizar los efectos de la hormona natural masculina llamada testosterona y el síntoma más frecuente de su uso, es el notable aumento del volumen corporal y un incremento en el deseo sexual (libido).

Son sustancias adictivas porque producen dependencia y se ha comprobado que en personas que las utilizan frecuentemente, al dejar de hacerlo experimentan “síndrome de abstinencia”, por lo que necesitan ayuda médica.

Los anabolizantes se toman oralmente o se inyectan directamente en un músculo, nunca debe hacerse de forma intravenosa. Suelen tomarse junto con otras drogas al mismo tiempo, lo que se conoce como "Stacking".

Tienen dos tipos de efectos:
- El primero es el de favorecer una acción androgénica o masculinizante, que consiste en hacer la voz más profunda y ronca, aumentar el vello del cuerpo y provocar cambios en los órganos sexuales, tanto de hombres como de mujeres.
- El segundo efecto, es el de estimular el desarrollo de la masa muscular, el crecimiento de los huesos, el aumento de la resistencia física y potencia muscular, el poder entrenar con mayor fuerza y el disminuir el tiempo de recuperación después del entrenamiento o ejercicio intenso.

Riesgos a la salud

Como todas las drogas, los anabólicos esteroides tienen sus efectos secundarios, que van relacionados con la dosis utilizada. Entre los riesgos están:
- El incremento de ataques cardíacos e hipertensión arterial.
- Aparición e incremento de acné.
- Alteración en el estado de ánimo y agresividad (furia esteroide).
- Conductas erráticas e irracionales.
- Daños hepáticos, con riesgo de tumores e ictericia.
- Lesiones en músculos y tendones.
- Detención del crecimiento en adolescentes que no han completado su crecimiento normal, por lo que suelen ser de estatura baja.
- Crecimiento de las mamas en los hombres.
- Aumento del colesterol en la sangre.
- Aumento del deseo sexual.
- En el hombre pueden ocasionar: infertilidad, reducción del tamaño de los testículos y crecimiento de los pechos con mayor riesgo de cáncer de mama.
- En las mujeres, puede presentarse cambio de voz, con tono masculino, crecimiento del vello corporal, disminución en el tamaño de las mamas, adelgazamiento de la vagina e interrupción o desaparición de la menstruación, lo que conlleva a la infertilidad, en ocasiones también al crecimiento del clítoris de forma irreversible.

Los esteroides son sustancias que solamente se deben tomar bajo prescripción y control médico y actualmente están prohibidos en las competencias deportivas. Lo que ha generado un control anti-doping en todo el mundo y en caso de encontrar que alguno de los atletas lo ha consumido, lo que se confirma en un análisis de orina, se le impide participar en las competencias.
Publicar un comentario

Entradas populares