miércoles, 17 de octubre de 2007

Insuficiencia renal en aumento

Más de 50 mil personas con insuficiencia renal en México, enfermedad cuyas principales causas con la diabetes y la hipertensión

La insuficiencia renal es un problema de salud pública ya que además de deteriorar la calidad de vida de la persona, el gasto económico que genera para mantener al paciente en “buenas condiciones” es muy alto, aproximadamente dos mil pesos por mes.
Los riñones son órganos vitales que realizan funciones para limpiar y mantener el equilibrio químico de la sangre, recibiendo 20 por ciento del gasto cardiaco, que le permite filtrar alrededor de 1600 litros de sangre al día.

Entre los factores que intervienen en el desarrollo de Insuficiencia Renal se encuentran:
- Disminución de la capacidad de filtración.
- Enfermedades metabólicas como Diabetes mellitus e hipertensión arterial
- Sustancias tóxicas como: algunos diuréticos, antibióticos, quimioterapias y paracetamol.
- Infecciones frecuentes.
- Anomalías congénitas en riñones.
- Edad: conforme avanza disminuye la filtración.
- Exceso de ingestión de sal (sodio) en la dieta.
- Sexo femenino: por la forma anatómica del aparato genito-urinario de la mujer tiene mayor riesgo de infección.
- Falta de atención médica oportuna.

La progresión de la enfermedad renal se puede retrasar con un buen control de la hipertensión arterial. La administración de Renoprotec, que es un medicamento utilizado para reducir la hipertensión arterial, tiene como valor agregado importante el prevenir la destrucción del riñón, lo cual se comprueba en su administración a largo plazo, al observar la disminución de proteinuria que es la pérdida de proteínas a través de la orina, debida a la deficiente filtración de los riñones.

Este medicamento, si el médico lo considera conveniente se recomienda para pacientes diabéticos con o sin hipertensión arterial, para evitar que evolucionen a un cuadro de insuficiencia renal que obliga a la utilización de diálisis, hemodiálisis, trasplante renal y muerte.

La diálisis y el trasplante prolongan la vida de las personas afectadas por enfermedad renal terminal.

La enfermedad renal crónica aumenta el riesgo de sufrir ataques al corazón y derrames cerebrales, pero en las primeras etapas de la enfermedad se puede mantener la función renal por medio de:
- Control de glucosa en sangre.
- Disminución del consumo de proteínas.
- Buen control de la presión arterial.
- Apego al tratamiento médico.
- Mantener en cifras normales los niveles de colesterol y triglicéridos.
- Dejar de fumar y hacer ejercicio.
- Evitar el sobrepeso.

Un examen general de orina es recomendable para conocer si se tiene daño en los riñones.

Importante: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico y tratamiento médicos, por lo que no nos hacemos responsables sobre la información.
Publicar un comentario

Entradas populares