miércoles, 17 de octubre de 2007

Paperas o parotiditis

Provocada por un virus muy fácil de contagiar por medio de la saliva que se expulsa a toser, estornudar o hablar

La parotiditis, conocida también como paperas u orejones, es una enfermedad viral que ocasiona la inflamación dolorosa de las glándulas salivales, por lo regular de la parótida y a veces de las sublinguales o las submaxilares, del cuello y la mandíbula.
Este virus es muy contagioso y se propaga por medio de las gotitas de saliva que se expelan al estornudar, toser o respirar e incluso al compartir vasos, platos, cubiertos y otros artículos que entren en contacto con la saliva de una persona infectada.

La vacuna se debe aplicar a los 15 meses de edad, mediante una vacuna única o siguiendo el esquema de la triple viral, que protege además contra el sarampión y la rubéola.

En algunas partes se recomienda una dosis de refuerzo a los 10 u 11 años y se aconseja vacunar a los adultos no inmunizados que planeen viajar a lugares donde se puedan exponer y aunque son mínimas las reacciones adversas a la vacuna, no se debe de suministrar durante el embarazo.

La enfermedad se manifiesta generalmente a los 18 días de exponerse al virus y sus principales síntomas son:
- Los parecidos a los de la gripe, catarro, tos, irritación de garganta y malestar general.
- Fiebre de baja intensidad.
- Escalofríos.
- Pérdida del apetito.
- Irritación de garganta con dificultad para tragar o masticar, con especiales molestias cuando se consumen alimentos ácidos.
- Inflamación visible con gran dolor al tacto, en uno o ambos lados del cuello, entre la mandíbula y los oídos.

Esta enfermedad que en los niños suele ser leve, puede tener consecuencias severas en adolescentes y adultos, ya que ocasiona también la inflamación de los testículos (orquitis), o de los ovarios (oforitis) y en algunas ocasiones pueden producir esterilidad u otra complicación es la meningitis viral.

Otras complicaciones que son raras, pero pueden ocurrir a cualquier edad en ambos sexos son: sordera, meningitis, encefalitis, artritis, pancreatitis, inflamación del corazón y trastornos sanguíneos.

IMPORTANTE El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables por el uso de la información.
Publicar un comentario

Entradas populares