martes, 16 de octubre de 2007

La nicotina y el chile alivian el dolor postquirúrgico

LUNES 15 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los pacientes de cirugía podrían encontrar algún día en su receta médica para el dolor parches de nicotina o químicos basados en el chile, señalan los investigadores.

Los parches de nicotina y la capsaicina derivada del chile alivian el dolor después de la cirugía, de acuerdo con dos estudios presentados en la reunión anual de la American Society of Anesthesiologists, que finaliza el miércoles.

Ninguna de estas técnicas de manejo del dolor causaron efectos secundarios graves en los participantes de los estudios, aunque los que usaron los parches de nicotina reportaron experimentar más nauseas. Sin embargo, no es de sorprender que otros estudios hayan encontrado que la capsaicina produce con frecuencia una sensación de quemazón en el lugar de aplicación.

En el primer estudio, investigadores de la Universidad de Duke administraron a 90 hombres no fumadores que se habían sometido a cirugías para la extirpación de la próstata un parche de nicotina de 7 miligramos o un parche idéntico libre de nicotina antes de la anestesia y la cirugía. Tras la cirugía, cada paciente era capaz de controlar su dolor al ajustar un gotero de morfina.

Los hombres que recibieron el parche de nicotina optaron por autoadministrarse menos morfina durante las 24 horas siguientes a la cirugía que los hombres que tenían el parche sin nicotina. Ambos grupos calificaron su dolor a niveles similares, halló el estudio.

Los investigadores anotaron que aparte de las nauseas reportadas, la nicotina parecía aliviar el dolor sin producir los efectos secundarios narcotizantes asociados con la morfina.

"El problema de las náuseas podría abordarse mediante el uso de una profilaxis más agresiva contra las náuseas y vómitos postoperatorios. Por ejemplo, en este estudio usamos la profilaxis con un agente. Es sabido que usar una combinación [de medicamentos antináuseas o antieméticos] es más efectivo que usar un agente", afirmó el autor principal, el Dr. Ashraf Habib, profesor asociado de anestesiología y director del mejoramiento de la calidad en el Centro médico de la Universidad de Duke.

Otras opciones, incluidos los parches de liberación prolongada o los parches de dosis más bajas, podrían aliviar las náuseas, apuntó Habib. "El uso de nicotina en la analgesia perioperatoria también necesita estudiarse en fumadores, que probablemente no sufran el efecto secundario de las náuseas", dijo.

Los parches de nicotina están aprobados para ayudar a los fumadores a dejar los cigarrillos. Sin embargo, estudios previos han mostrado que la nicotina también ofrece algunos beneficios para el alivio del dolor. En un estudio previo, las mujeres a las que se había administrado un aerosol nasal que contenía 3 miligramos de nicotina tras una histerectomía reportaron menos dolor o necesidad de morfina, señaló el investigador de la Duke.

Es importante destacar que este estudio aborda el dolor relacionado con la cirugía, y no el dolor crónico, enfatizó Edwin W. McClesky, director científico del Instituto médico Howard Hughes, en Chevy Chase, Maryland, que no estuvo involucrado en la investigación. Los parches de nicotina no son la respuesta para los que sufren de dolor crónico, apuntó.

"La nicotina es una mala solución para cualquier problema de salud porque es muy adictiva", dijo McClesky. El mecanismo por el que la nicotina podría ayudar a manejar el dolor postquirúrgico aún se desconoce, agregó, "porque hay receptores de nicotina tanto en el sistema nervioso central como en el periférico".

Habib recalcó que el uso analgésico de la nicotina a corto plazo no es adictivo. Apuntó que estudios futuros abordarán las diferentes dosis de nicotina y el efecto de este fármaco en los distintos grupos de personas, tales como fumadores y mujeres.

En el segundo estudio, investigadores de Dinamarca hallaron que la capsaicina purificada (un derivado incoloro e inodoro del chile) ofrecía un alivio del dolor durante tres días a los hombres que se recuperaban de cirugías de hernias.

Los investigadores aplicaron 1,000 microgramos de capsaicina purificada directamente en las heridas de unos 20 hombres durante la cirugía. Luego, compararon el dolor postoperatorio de los hombres con el de otros 20 más que se sometieron a cirugías con un placebo en lugar de la capsaicina. Los pacientes del grupo de la capsaicina mostraron puntuaciones del dolor más bajas durante los tres días siguientes a la cirugía, señalaron los autores del estudio.

"Esperábamos un efecto analgésico de la capsaicina y nos sentimos satisfechos de haberlo observado", dijo el autor del estudio, el Dr. Eskve Aasvang, becario de investigación en anestesiología del Centro Juliana Marie en Copenhague. "La capsaicina es un inhibidor muy potente de la fibra nerviosa-C, que es la responsable del dolor punzante, pulsante o que quema. Sin embargo, debido a que las puntuaciones del dolor eran demasiado bajas y de corta duración tanto en el grupo de capsaicina como en el placebo, el efecto potencial de la capsaicina no pudo ser evaluado hasta las seis semanas".

La capsaicina ya se utiliza en una pomada para tratar el herpes zóster (culebrilla), dijo Aasvang. Aunque el uso de la capsaicina por vía oral no ha demostrado ser efectivo en la reducción del dolor, diferentes afecciones de dolor crónico, como el herpes zóster y la osteoartritis, podrían beneficiarse de la aplicación local, pero Aasvang declaró que estas técnicas ameritan más investigación.

En un estudio publicado a principios de mes, investigadores de la Facultad de medicina de Harvard mostraron que una combinación de capsaicina y de QX-314, un derivado de la lidocaína, bloqueaban el dolor en ratas, lo que sugiere que las personas podrían algún día tener una alternativa a la lidocaína durante la cirugía dental sin el entumecimiento adicional o la parálisis localizada.
Publicar un comentario

Entradas populares