miércoles, 17 de octubre de 2007

Menopausia y Climaterio, fin de la etapa reproductiva en la mujer

Etapa que marca el fin de la edad reproductiva en la mujer y en la que los cambios hormonales ocasionan molestias frecuentes.
Pregunta todo sobre ella este jueves Día Mundial de la Menopausia, a las 18 horas


El climaterio es un periodo que dura algún tiempo dependiendo de cada mujer y que acompaña a la menopausia, es decir, la fecha del último periodo menstrual. Empieza alrededor de los 45 años y termina más o menos a los 64 años y está dividido tres grandes etapas según sus síntomas.
La primera etapa es lo que conocemos como la pre-menopausia, o sea el periodo antes de que se presente la menopausia y muchas mujeres no presentan sintomatología alguna.
La peri-menopausia, en la que se presentan algunas alteraciones o irregularidades en el ciclo menstrual generalmente con ausencias o espaciamiento de la regla, hasta que llega a suspenderse totalmente. En esta etapa, se pueden llegar a manifestar los famosos bochornos o sensaciones súbitas de calor y alteraciones en el estado de ánimo.

La post-menopausia, es la etapa en que la mujer ya dejó de menstruar y se pueden presentar alteraciones, psicológicas y metabólicas que se pueden controlar con ayuda médica.

Todos estos cambios se deben a la disminución de la producción de hormonas y los principales síntomas son: los bochornos, que al inicio predominan en la noche o generalmente son mas de tipo nocturno, el espaciamiento de los ciclos menstruales, en algunas mujeres sangrados muy abundantes, a veces acompañados de coagulos, trastornos del sueño, cambios de carácter y estado de ánimo.

Entre los cambios físicos importantes por la falta de estrógenos y/o sus posibles relaciones con algunas enfermedades están:
- El término de la capacidad reproductiva.
- La mayor facilidad de tener alguna enfermedad cardiovascular, ya que esta hormona es protectora de las paredes de las arterias y favorece la coagulación, lo que ayuda a proteger al corazón, pero en cuanto empieza a declinar su producción, la mujer alcanza casi en frecuencia al hombre en el riesgo de padecer un infarto u otras cardiopatías. Sobretodo cuando hay otros factores de riesgo como pueden ser: la herencia, el tabaquismo, aumento de colesterol y triglicéridos.
- El desarrollo de osteoporosis, ya que los estrógenos favorecen la fijación del calcio en los huesos y cuando estos faltan, unido a factores como el tabaquismo, el hecho de no practicar un ejercicio y la ingesta abundante de cafeína, aumenta el riesgo de desarrollarla.
- Otro problema es el de las infecciones urinarias o la resequedad vaginal, ya que al descender los niveles de estrógeno, se ocasiona una atrofia urogenital, que es el adelgazamiento de la pared vaginal, cambios en la lubricación y baja del deseo sexual sobre todo en las mujeres que tuvieron varios partos.

A pesar de todos los cambios y sus efectos, el climaterio y la calidad de vida no tienen por qué ser enemigos, mientras se lleven a cabo acciones como: mejorar el nivel nutricional; tener una vigilancia médica adecuada y realizar examenes de Papanicolaou y Mastografía por lo menos una vez al año; evitar el consumo de tabaco y disminuir el de café, hacer ejercicio diariamente; mantenerse ocupada y productiva para evitar depresiones, mantener una adecuada comunicación con la pareja sexual y si el médico lo recomienda tener una terapia de reemplazo hormonal, que no es necesaria para todas las mujeres, pero para algunas mejora notablemente los síntomas del climaterio.
Publicar un comentario

Entradas populares